Y llegamos a Tromso, adentrandonos por vez primera en el Ciculo Polar Artico. El paisaje ha cambiado radicamente, la inmensidad nos rodea y la nieve sigue presente en el paisaje a partir de los 400m. Al sobrevolar las islas Lofoten nos dimos cuenta de donde nos estabamos metiendo y es que el norte de Noruega es brutal, enorme y bellisimo, uautentic paraiso para los amantes del esqui, el alpinismo y el senderismo, por no hablar de BTT y de freeride . Nos hemos lanzado a la conquista de nuestra primera cumbre para mover las piernas y enseguida pisamos nieve en buen estado. Hablando con una pareja de Tromso, nos han comentado que queda bastante nieve pues en mayo hizo mucho frio, y se nota en el paisaje y en la temperatura pues estamos a uns 12 grados y ahora hace algo de viento. En Tromso hay gente llegada desde todas partes, canadienses que suben en moto desde Alemania, holandeses, japoneses, franceses y n monton de escandinavos amantes delos trekkings y las tiendas de campaña. Tras pasarnos toda la tarde subiend y bajando una cumbre cercana desde donde se divisa una panoramica excepcional de Tromso y de todo su fiordo, nos vamos a dormir pues mañana toca subir hasta el Cabo Norte, iniciando una ruta de tres dias que nos permitira acampar en el cabo norte real, no el de postal. Noruega es un pais impresionante.

Tagged with →  
Share →

Deja un comentario