“Cervino” es un documental suizo del cual solo se conserva una bobina de 74 metros, equivalente a 6 minutos de duración, que se rodó en 1901 y representa a un grupo de tres alpinistas, probablemente guías, que salen de Zermatt y escalan el Cervino por el lado suizo, y las imágenes concluyen cerca de la cima. El “filme” estará en el festival gracias a la colaboración de la International Alliance for Mountain Film, entidad que lo ha restaurado precisamente este año y llegará el Festival de Cine de Montaña de Torelló como primicia mundial, en formato digital, para ser proyectado como pieza única junto a las mejores películas de montaña del año.

Con “Cervino”, la organización del certamen pretende destacar los orígenes del esquí y del turismo de montaña. A nivel histórico, se desconoce el autor de esta joya del género, aunque podría tratarse de Franck Ormiston-Smith, un joven inglés pionero en el cine de montaña que rodó muchos documentales antes de los años veinte. Ormiston-Smith habría visitado los Alpes tanto en 1901 como en 1902, para numerosas ascensiones a los picos más importantes de la cadena acompañado de tres guías y dos porteadores, como recoge un diario británico de la época, que incluso detalla el nombre de dos de los guías: Christian Bohr y Christian Burgener, de Grindelwald, a los pies del Eiger, el Mönch y la Jungfrau.

En la presente edición del festival se incluye como novedad la nueva sección +Xtrem, que reunirá cortometrajes de deportes extremos enfocados hacia un público más joven que podrá escoger en votación popular el filme ganador de esta sección.

“Estrellas en la nieve, esquiadores de cine”

El festival propone como exposición central de esta edición “Estrellas en la nieve, esquiadores de cine”, una muestra que se podrá ver del 14 al 23 de noviembre en el Foyer del teatro Cirvianum de Torelló.

Con fondo documental del archivo del Festival y del Museo Nazionale della Montagna (Turín), la exposición descubrirá al espectador que desde que Arnold Fanck comenzó a rodar en los años 20 las primeras películas de esquí, casi todos los géneros cinematográficos optaron por situar la acción en las cimas más nevadas. Estrellas de la gran pantalla promocionaron estaciones de esquí y, al revés, profesionales del esquí intentaron hacerse un hueco en el mundo del cine.

 

La exposición es una recopilación de carteles, programas de mano y fotogramas de películas que han intentado seducir al espectador al combinar ilustres nombres como Gregory Peck, Greta Garbo, Ingrid Bergman, Kirk Douglas y Robert Redford con la espectacularidad de los deportes de nieve.

Share →

Deja un comentario