¿Que harían ustedes si su única hija les sale autista a finales de los años cuarenta y el médico, mirándoles con cara de pena y resignación (y algo de mala leche), les dice que la niña tiene un grave problema mental y que lo mejor que pueden hacer es internarla en un centro “especial”…en un manicomio, ¿para que nos vamos a engañar?. Si, si, les dicen que estará muy bien atendida, pero no podrá salir de ahí durante el resto de su vida porque es…diferente. ¿Que harían ustedes?, ¿como reaccionarían?…

La madre de Temple Grandin, sin saber que demonios le pasaba exactamente a su hija decidió pasar olímpicamente del médico (bien que hizo) y seguir con la educación y los cuidados de su hija junto con con su hermana (la tía de la niña). La pequeña Temple no habló hasta los cuatro años (por motivos personales que ella explica en la película) pero siguió con su vida de niña. Poco a poco empezó a desarrollar una mente maravillosa, observando la vida desde una óptica totalmente distinta a la del resto de mortales. Con esfuerzo, sacrificio y lágrimas, la niña creció y su madre la matriculó en un instituto, como los niños y niñas “normales”. Temple fue aguantando las burlas de compañeros de instituto, los clásicos idiotas que no entienden que nada es A o B en esta vida. También aguantó burlas y comentarios de adultos mucho mas idiotas todavía, pero ella siguió a lo suyo, conociendo por el camino a un profesor de ciencias enamorado de los cohetes espaciales, que le enseñó a abrir puertas. A partir de ese momento, Temple Grandin creció, hasta convertirse en la mujer que es ahora: una de las mas inteligentes y respetadas de los EEUU y un puntal para muchos autistas que la toman como ejemplo de superación personal.

La vida de esta mujer excepcional no pasó desapercibida para la cadena de TV HBO y por suerte, hoy en día tenemos uno de los mejores testimonios biográficos que nos ha regalado el mundo del cine y la TV. Temple Grandin es un excelente telefilme biográfico del año 2010, ganador de 7 Emmys (incluido el de mejor actriz para Claire Danes) dirigido por Mick Jackson. Claire Danes interpreta magistralmente a Temple Grandin, una mujer autista que revolucionó las prácticas del manejo de animales en ranchos ganaderos y mataderos, diseñando sistemas para ayudar y dignificar a los animales. Al mismo tiempo abrió las puertas al autismo a una sociedad que desconocía casi por completo su existencia.

Temple Grandin

Danes no solo brilla en la película, sino todo el magnífico elenco de secundarios, donde encontramos a Julia Ormond (su madre sufridora), a Catherine O´Hara (su tía, fuente de inspiración trabajando en su rancho en verano) y al impresionante, enorme y elegante David Strathairn, que interpreta al profesor de instituto de Temple, la persona que la ayuda y la anima a dejar atrás sus miedos y lanzarse a estudiar una carrera universitaria. Temple tiene un potencial realmente espectacular, brillante. Posee una memoria impresionante y una capacidad de trabajo brutal, pero falla a nivel de comunicación y seguridad. El autismo le juega malas pasadas, inicialmente la domina…pero con gracias a su fuerza de voluntad y a la ayuda de su familia y de su compañera de habitación (ciega) en la Universidad, Temple logrará llegar a ser una de las mujeres mas importantes de los EEUU dentro del campo del cuidado animal y la ganadería bobina.

Temple Grandin

No tenía ni idea de quien era Temple ni de la existencia de la película, pero gracias a un vecino muy amable, acabo de descubrir un telefilme inspirador, lleno de ideas y de fuerza visual, con una Claire Danes que enamora, mas allá de Homeland. Con producciones de este tipo nos damos cuenta de que en el planeta Tierra todavía quedan personas luchadoras que han dejado atrás sus miedos y su dependencia, trabajando con pasión para lograr sus sueños. Atención a la máquina que inventa para relajarse. Se utiliza actualmente en muchas clínicas que investigan sobre el autismo.

Actualmente, Temple Grandin (nacida en 1947 en Boston) es una de las zoólogas y etólogas mas reconocidas de la costa oeste de los EEUU. Es profesora de la Universidad Estatal de Colorado y sigue trabajando como diseñadora de mataderos. Se doctoró en Ciencia Animal en la Universidad de Illinois. Actualmente es profesora de comportamiento animal en la Universidad de Colorado. Además, es autora de libros como Thinking in Pictures e Interpretar a los animales.

Mentors are Essential

Es una gran defensora del bienestar animal, sobre todo de los animales explotados por la industria ganadera. Ha reformado mataderos y ranchos a lo ancho y largo de los Estados Unidos en defensa de una vida y una muerte digna de los sujetos. Considera que las medidas bienestaristas contribuyen a que la industria de la explotación animal funcione de un modo “seguro, eficiente y rentable”.

Debido a su condición de autista, Temple considera que el pensamiento de una persona con esta condición es una especie de apeadero entre el pensamiento animal y el humano. Esto la ha llevado a realizar experimentación y a profundizar no sólo en la etología sino también en la neuropsicología.

Temple Grandin

 

Tagged with →  
Share →

3 Responses to Temple Grandin: abriendo puertas al autismo

  1. jacqui dice:

    que bella entrada jo me encanta

  2. admin dice:

    Mil gracias!!

  3. Zuleica dice:

    Al leer Temple Gradin algo muy difícil para mi de comprender todo eso y sentí una gran admiración por ella .Graciasn

Deja un comentario