El nuevo Sunnegabahn y el respeto por la naturaleza en Zermatt

Tras 33 años de operaciones ininterrumpidas casi día a día, el funicular subterráneo de Sunnegga, en Zermatt, ha sido sometido a una completa reforma que implica la construcción de nuevos vagones, una nueva maquinaria y la renovación total de las estaciones y el túnel de acceso. El coste total de la renovación es de unos 12 millones de francos suizos.

El área esquiable de Sunnegga fue la primera que vio la luz en Zermatt. A finales de 1942, mientras Europa se encontraba inmersa en la II Guerra Mundial, se inauguró entre Zermatt y Sunnegga un teleski, que debido al éxito fue sustituido en 1946 por un telesilla. El teleski de Sunnegga se instaló entre Sunnegga (2.228m) y Blauherd (2.580m) aumentando de este modo el área esquiable. A finales de los años 60 Zermatt aumentó considerablemente el número de esquiadores, senderistas y alpinistas que utilizaban sus remontes y en 1976 se decidió la construcción de un funicular subterráneo, respetuoso con la naturaleza y totalmente invisible desde el exterior. Después de cuatro años de construcción y una inversión total de 26.930.000 de francos suizos, el funicular de Sunnegga abrió sus puertas el 28 de noviembre de 1980, en sustitución del antiguo telesilla, un remonte que tras varias modificaciones, tenía el honor de ser el primer telesilla de Zermatt. Con el paso de los años, la intención de las autoridades de la población fue mantener libre de remontes el bosque que cubre toda la cara oeste de Zermatt, dejando únicamente la línea del cremallera de Gornergrat. El poder mantener libre de cables y vías el enorme bosque que asciende desde Zermatt hasta Sunnegga, pasando por Ried y Patrullarve, ayuda a nivel de sostenibilidad medio-ambiental y a la imagen de Zermatt.

El funicular fue considerado un prodigio de la técnica, llegando su fama más allá de las fronteras de Suiza, pues suponía una auténtica innovación en los sistemas de transporte en alta montaña. El 3 de marzo de 1982, solo 15 meses después de su inauguración, el funicular llegó al millón de pasajeros. En 2002 el número de pasajeros había superado los 17 millones, desde entonces, la compañía que explota el funicular, Zermatt Bergbahnen AG, había transportado hasta Sunnegga a 14.129.218 pasajeros. A partir del invierno de 1985 /86, la Oficina Federal Suiza de Transporte permitió las operaciones sin conductor a una velocidad reducida de 5m/sec  y desde mayo de 1996 a la velocidad máxima de 10m/sec. En 2012, el funicular y las instalaciones fueron desmontadas, iniciándose una profunda renovación de la línea. El 15 de junio de 2013 se realizó el primer viaje de prueba del nuevo funicular, y acto seguido se pasó a realizar un rodaje en el cual se pusieron a prueba todos los sistemas de seguridad. Aprovechando el inicio de la temporada de esquí 2013-2014, el viernes 29 de noviembre de 2013, el nuevo funicular de Sunnegga fue oficialmente inaugurado en un acto realmente especial, cargado de emotividad y espectacularidad.

 

 

El nuevo funicular, fabricado por Garaventa, consta de tres vagones que ascienden en 4,5 minutos (frente a los siete del anterior) desde los 1612m de la estación inferior en Zermatt hasta los 2.228m en Sunnegga. Una de las grandes novedades es la apertura vertical de las cabinas, que al tener el frontal sin conductor, permite cargar material con mucha mayor facilidad. Se ha insonorizado parcialmente el interior de los vagones, ayudando a que el viaje sea mas tranquilo. La nueva iluminación LED crea un ambiente agradable y los pasajeros podrán moverse con mayor comodidad pues el espacio disponible para cada asiento pasa de 0,17 a 0.21m2. Cada cinco minutos el funicular, totalmente automatizado, puede transportar hasta un máximo de 300 personas por viaje, aumentando la capacidad y la posibilidad de cargar mucho mas material de esquí, bicicletas y mochilas. La capacidad de asientos de los trenes se incrementa de170 hasta 200 personas, lo que equivale a 2.570 pasajeros por hora. Para lograrlo, los trenes son más largos, llegando hasta los 30m, con tres vagones cada uno de cuatro compartimentos. La velocidad de desplazamiento se incrementará de los 10m/sec (36km/h) a los 12m/seg (43,2 km/h).

Las estaciones inferior y exterior han sido totalmente remodeladas, actualizando los diseños de la imagen de Zermatt, construyendo nuevas taquillas, nuevos motores, puertas de seguridad en el túnel y andenes mas largos en ambas estaciones. La instalación cuenta con tecnología punta a nivel de seguridad, tanto el exterior y el interior del funicular. También se ha construido en la estación superior una nueva ventana de acceso al exterior, que permite la utilización de grúas mas grandes para cargar materiales y piezas con destino a los restaurantes de Sunnegga y Blauherd. Se han instalado pantallas de leds, a lo largo del pasillo que da acceso al funicular y se ha cambiado toda la iluminación, aportando un aire de película de ciencia-ficción a toda la instalación.

 

La inauguración

A las 17:30h se abrieron las puertas de la estación inferior del funicular, donde los responsables de las empresas Zermatt Bergbahnen AG, Garaventa
 y Richnerstutz AG
 detallaron el proceso de construcción del nuevo remonte. A continuación se proyecto un interesante cortometraje documental sobre Sunnegga, Zermatt y la tecnología y los medios utilizados para renovar las estaciones y construir el nuevo funicular. Al evento no falto la simpática oveja Wolli, la mascota de Zermatt, que tiene un parque infantil en Sunnegga. Tras entregarle una placa a Wolli, una espectacular y futurista performance dio paso a la presentación del nuevo funicular, que fue bendecido por el rector de la Iglesia católica de Zermatt, el padre Stefan Roth. A partir de las siete de la tarde, la instalación quedó abierta para que el público asistente pudiera subir hasta Sunnegga para disfrutar de un aperitivo de bienvenida.

 

Nueva filosofía

Las autoridades presentes en la inauguración destacaron el papel de Suiza en el mundo de los transportes por alta montaña, siendo el país con mayor número de funiculares a nivel mundial. En el caso del nuevo funicular de Sunnegga, se ponen de manifiesto los planes de muchas poblaciones alpinas que buscan poder combinar durante todo el año la práctica de deportes de montaña, ayudando no solo a esquiadores, sino a miles de senderistas, amantes de la BTT, alpinistas y corredores que a partir del mes de mayo y hasta mediados de septiembre, se lanzan a la aventura disfrutando de las posibilidades que ofrece el bosque de Sunnegga, con los lagos Stellisee, Grindjisee y Leisse, la travesía hacia el Täshhütte a través del collado del Ober Sattla. El nuevo funicular de Sunnegga es uno de los puntos de salida o de paso del Tour del Monte Rosa, el Tour del Cervino y el Europawegg, facilitando la aproximación a un impresionante rosario de cumbres donde destacan el Unter Rothorn, el Ober Rothorn y los gigantes Strahlhorn, Rimpfishhor y el Alphubel, cuatromiles relativamente asequibles.

Los responsables de la instalación (Zermatt Bergbahnnen), el CEO de Zermatt Tourism y las autoridades cantonales buscan seguir potenciando los deportes de montaña durante todo el año, preparándose para el gran evento que tendrá lugar en 2015, cuando se conmemorarán los 150 años de la conquista del Matterhorn. Zermatt es una de las grandes capitales mundiales del alpinismo y el esquí y una de las poblaciones, junto con Interlaken y Chamonix donde se gestaron, durante todo el siglo XIX, las grandes ascensiones a cumbres tan míticas como el Weisshorn, el Zinalrothorn, la punta Dufour, la Dent Blanche o el impotente Matterhorn, el gran buque insignia de Zermatt. Lejos quedan los tiempos en los que Horace Benedict de Saussure, cruzó el Theodulpass desde Breuil, para adentrarse en el Mattertal, el impresionante valle de Zermatt. Tyndall, Whymper y Carrel se enfrascarían en una interesante y apasionante competición por ver quien conquistaba mas cumbres, hasta llegar al 21 de julio de 1865, cuando Whymper, desde Zermatt, llegó por primera vez a la cumbre del Matterhorn, escalando la arista Hörnli. Durante el descenso se produjo el fatídico accidente que costó la vida a Douglas, Croz, Hudson y Hadow.

 

Un poco de historia sobre funiculares

El primer funicular subterraneo de Europa se inauguró en Kaprun (Austria) en 1974. El de Sunnega fue el primer funicular subterráneo inaugurado en Suiza (1980) y justo cuatro años después, entró en servicio en Saas Fee (Suiza) el funicular subterráneo mas alto del mundo, el Metro Alpin, con la estación superior situada a 3.456m. Vale la pena destacar que el Metro Alpin fue construido por mineros españoles procedentes de Asturias, quienes debido a su experiencia en horadar túneles, fueron contratados por el gobierno suizo.

Una placa de bronce en la estación inferior del funicular destaca tamaña hazaña. En Francia, el Funival de Val d´Isere es otra de las grandes obras subterraneas, si bien tiene un primer tramo al aire libre. El funicular mas antiguo de Europa que sigue actualmente en funcionamiento es el de Giessbach, situado a orillas del lago de Brienz. Es el primer funicular de Suiza y se inauguró el 21 de Julio de 1879. Actualmente se sigue utilizando para subir a los clientes desde el embarcadero del lago hasta el Grand Hotel Giessbach, uno de los hoteles de montaña (cinco estrellas) mas espectaculares de toda Suiza.

El Bürgenstockban es el primer funicular de tracción eléctrica inaugurado en Suiza. El funicular se construyó para poder subir turistas y clientes hasta el Palace Hotel que se encuentra situado junto a la estación superior, relativamente cerca de Lucerna.

Junto al Palace Hotel, en la cumbre del Bürgenstock, los visitantes encuentran en la actualidad el impresionante y panorámico Park Hotel Resort, con un mirador panorámico excepcional, sobre el lago de Lucerna, y un centro de salud. El funicular realizó su primer viaje el 8 de Julio de 1888. Muy cerca en encontramos el ascensor panorámico del Hammetschwand, otra de las maravillas de la técnica suiza. Se espera que el Bürgenstockban sea totalmente remodelado en 2015. El funicular mas largo de Europa, que funciona con una mismo cable, es el que asciende hasta la cumbre del Niesen, en el Kandertal suizo, por encima del lago de Thun. Si hablamos de funiculares a través de la historia, es de justicia mencionar que si consideramos a Estambul como Europa (muchos libros de geografía e historia consideran Turquía como Asia), o por lo menos, si consideramos la parte europea de Estambul, como parte del continente europeo, entonces el funicular mas antiguo (y que sigue en activo) de Europa es el funicular de Galata, que funciona desde el 17 de Enero de 1875. El funicular de Galata es el primer funicular subterráneo del mundo y el que lleva mas tiempo funcionando.

Algunos analistas de la historia del ferrocarril en Europa coinciden al afirmar que el primer funicular fue el que conectaba la Rue du Terme con la Croix Rousse en Lyon (Francia) inaugurado el 3 de Junio de 1862, accionado por tracción vapor o el de Budapest, que estuvo muchos años sin funcionar, inaugurado el 2 de Marzo de 1870, pero por regla general, se considera que los funiculares de Galata y Giessbach son los primeros funiculares oficiales (que cumplen todos los requisitos para ser considerados funiculares) inaugurados en Europa. Estamos hablando de funiculares tal y como hoy en día se conocen. A nivel histórico, el Reisszug, un sistema de vías instalado en el castillo de Hohensalzburg (Salzburg, Austria)  que documenta el Cardenal Matthäus Lang en 1515, podría considerarse como el primer funicular y la primera línea ferrea de la historia, aunque técnicamente, no reuniera en aquel entonces las condiciones necesarias para ser considerado un funicular al 100%. Algo parecido se instaló en 1575 en las minas del Rio Severn, en Inglaterra, sin ser considerado oficialmente un funicular.

 

Víctor Riverola i Morera  

Share →

Deja un comentario