23 de junio de 2012

El trekking de ayer nos dejó con ganas de mas y hoy nos quedamos con las ganas de seguir pateando montaña por culpa de la lluvia. No hace frío, pero el día estaba realmente desapacible y de buena mañana nos hemos dicho: -”Venga, que algo habrá que hacer para no quedarnos parados” ¿solución?, como viajamos en familia buscamos realizar una actividad que resultara interesante para todos, a la vez que esperábamos a que saliera el sol. A las 10 de la mañana nos fuimos a visitar el interior del Osterfjorden, uno de los fiordos mas grandes que rodean Bergen y aunque el sol nunca acabara de salir, lo cierto es que ha sido muy interesante disfrutar de un buen paseo en barco, navegando por desfiladeros impresionantes rodeados de paredes verticales y bosques de ensueño.

El Osterfjorden se adentra varios kilómetros tierra adentro, mostrándonos una variedad de paisajes muy interesante.

Al viajar con los niños, la oportunidad de explicarles lo que es un fiordo y como se formaron hace miles de años (en la Edad de Hielo) nos aporta un elevado componente didáctico que sobre el terreno, adquiere unas dimensiones educativas enormes.

Españoles en Bergen

Por la tarde entablamos conversación con un grupo de españoles que está trabajando en el mercado de pescado de Bergen y lo que nos han contado nos ha dejado algo tocados.

Resulta que cada día es mas espectacular la fuga de jóvenes con talento y que hablan idiomas de nuestro país. Por mucho que se maquillen las cifras, la situación es alarmante pues está marchando de España un gran número de universitarios sin trabajo y personal cualificado, a quienes solo se les pide seriedad y que hablan varios idiomas. En Noruega miran a los españoles con una mezcla de curiosidad y compasión, preguntándose si realmente estamos tan mala como dice la prensa y si realmente tenemos unos políticos tan malos que parece. La imagen que estamos dando como país hacia el exterior es bastante lamentable, pero aprecian que la gente viaje y que tengamos ganas de ver mundo y seguir luchando por un trabajo digno. En el norte de Europa son partidarios de salir a buscar trabajo allí donde exista y si no hay trabajo, ellos se lo inventan y montan sus pequeñas Pymes o negocios como autónomos. Se apuesta mucho mas por el I+D y por la motivación y las ganas de crear empresa…

En Noruega según parece hay trabajo. Piden un buen CV, a poder ser con título universitario, pero lo mas importante, es dominar cuantos mas idiomas mejor y a poder ser, aprender el noruego lo antes posible. Escuchar como viven y como trabaja la colonia de Españoles afincada en Bergen me trae a la memoria la cantidad de españoles que encontramos en Oslo hace unos días, todo en busca de una nueva oportunidad que aporta dignidad y sueldos dignos a sus vidas.

Tras intentar arreglar el mundo en una hora y media, llevamos a los críos a dar un paseo y a media tarde han disfrutado de lo lindo en el Acuario de Bergen y tras dar un paseo (y una falsa alarma de incendios en el hotel) toca recoger el equipaje, preparar los sacos y la tienda y dormir un poco antes de volar desde Bergen hacia Tromso, donde pisaremos por primera vez el Círculo Polar Ártico.

Esperamos que mañana luzca el sol.

Tagged with →  
Share →

Deja un comentario