Nuevo Bond para 1987

Cuando Roger Moore se retiró de la serie de James Bond, después de “Panorama Para Matar” (1985), el productor Albert R. “Cubby” Broccoli, se encontraba por primera vez después de muchos años, sin un agente 007. La búsqueda de un nuevo Bond comenzó inmediatamente, pero la tarea parecía ser bastante desalentadora. Se necesitaba a un actor especial para que se pudiese establecer un equilibrio entre la aguda inteligencia, el peligro letal y la ardiente sexualidad que había caracterizado a este legendario personaje a lo largo de 14 películas de extraordinario éxito. Con el tiempo, hubo un candidato que destacaba claramente sobre los demás: el gales Timothy Dalton.

Dalton, era un conocido actor shakesperiano que se había formado en la Real Academia de Arte Dramático. En realidad, fue considerado para este papel algunos años antes, pero Broccoli pensó que Dalton era entonces demasiado joven para interpretar el papel del Agente 007. Durante el verano de 1986, el productor se dio cuenta de que la edad le añadía “la elegancia, la experiencia y la seguridad que se necesitaba y gracias a las cuales Dalton podría ser el Bond ideal. Como resultado de todo esto, Timothy Dalton fue elegido para convertirse en el nuevo James Bond en “007 Alta Tensión”. Cuando se anunció su incorporación, Dalton estaba entusiasmado: “Es el sueño de cualquier chico, el poder interpretar el papel de James Bond. Él es la mayor fantasía, yo sabía que quería ser el agente 007 cuando vi las primeras películas de Connery. Y ahora se me va a pagar por vivir una fantasía de la infancia”. Cuando Dalton comenzó a explorar los matices para este papel, él mismo expreso su deseo de encarnar a Bond con la misma dureza y fuerte integridad que este personaje había demostrado en las novelas originales de Fleming, el padre de 007.. Albert R. Broccoli, que ya había empezado a re-idear a este personaje en unas líneas simulares, aceptó rápidamente. El Bond de Dalton recuerda al agente secreto serio y más peligroso que Connery había encarnado 25 años antes, pero que ahora tenía un comportamiento más oscuro e inquieto que proporciona una nueva y fascinante dimensión a este personaje. La impecable dirección de John Glen y el tenso guión firmado por Richard Maibaum y Michael G. Wilson refleja también esta nueva actitud, presentando a Bond con un estilo y un atractivo sexual que nunca antes había tenido, pero suavizado con el toque de cinismo propio de un gran conocedor del mundo.

 007

La “reinvención” sutil de Dalton de este personaje hizo que conquistase más admiradores entre la audiencia y la crítica de todo el mundo. La revista Time alabó su interpretación diciendo que “007 es bueno como nuevo” y comparando al actor con una combinación entre Sean Connery y Harrison Ford. Dalton se había adaptado al personaje de Bond tan fácilmente como al elegante smoking que llevaba al interpretar este personaje. Pero también tuvo un gran éxito al dar forma a este personaje a sus únicas delicadezas. La cara de Bond se había cambiado de nuevo, pero el personaje y las películas anteriores de gran éxito en taquilla, se llevaron a nuevas alturas de inventiva y emoción, que convirtieron al Agente 007 en el héroe de acción más popular dentro de historia del cine.

 

EL ASTON MARTIN

Desde que Q presentó por primera i legendario Aston Martin DB5 a Bond “Goldfinger” (1964), este coche resplandeciente con sus innovadores artefactos y con su fascinante Austin Martin convertido en el vehículo que más se ha asociado con el Agente 007. Este a apareció de nuevo en “Operación Trueno” (1965) y en “Al Servicio Secreto De Su Majestad” (1969), y después este espectacular Aston Martin volvió en la forma de un Volante de 1986 en “007 Alta Tensión”. Los productores crearon una nueva colección de artilugios para el vehículo de Bond, entre los que se incluía un lanzador de rayos láser en las ruedas (que permitía cortar las ruedas y los ejes de los coches adyacentes), unos esquís retractables y unas púas en los neumáticos (para conducir por el hielo), misiles colocados detrás de las luces antiniebla (controlados por una diana proyectada en el parabrisas), y un lanzador de cohetes (que proporcionaba al vehículo un nivel extra de velocidad). Los productores, en realidad, usaban dos modelos diferentes de Aston Martin para el coche de Bond: el convertible que aparece al principio de la película es un Vantage; y el de capota dura (que fue una modificación realizada por Q debido al clima invernal). El Principe Carlos y la Princesa Diana pudieron echar un vistazo al Volante especialmente equipado en su visita al rodaje y se les hizo una demostración privada sobre las características del vehículo. El Vantage, equipado con sus artilugios (en su mayor parte no funcionales) es todavía una atracción popular en las exhibiciones da coches y en las convenciones de todo el mundo.

Un sello de identidad de las series de Bond es el sentido de continuidad fomentado por Broccoli, que trabajó de cerca con muchos da sus colaboradores de confianza durante varias décadas. Una de las claves del éxito de “007 Alta Tensión” (y de todas las películas de Bond) fue la habilidad de Broccoli para mantener buenas relaciones con actores, artistas y técnicos que volvían a prestar sus considerables habilidades en cada una de las fascinantes aventuras de 007. El compositor John Barry (que había trabajado en todas excepto en tres de las catorce películas anteriores) colaboró con el grupo de rock noruego A-HA para crear la famosa canción de la película que se convirtió en un éxito dentro de las listas británicas. Barry y Chrissie Hynde escribieron dos canciones más para esta película: “If There Was a Man” y “Where Has Every Body Gone”, que fueron interpretadas por The Pretenders, la banda de Chrissie Hynde. El papel del malvado traficante de armas Brad Whitaker es interpretado por Joe Don Baker, que más tarde interpretaría al aliado de Bond en la CÍA, Jack Wade en “GoldenEyeTM” (1995) y en “El Mañana Nunca Muere” (1997). La emocionante batalla de Bond en el aire con la bodega del avión abierta, fue realizada por los especialistas B.J. Worth y Jake Lombard, profesionales del paracaidismo que además interpretaron la memorable lucha en el ala del jet en “Octopussy” (1983. El personaje de la KGB, el General Pushkin (interpretado por John Rhys-Davies) fue en principio el General Gogol (Walter Gotell), el Jefe de Inteligencia Soviética que había aparecido en cinco aventuras anteriores de Bond. Por problemas de salud, Gotell eludió interpretar un papel tan largo. Se cambió (entonces el personaje y Gogol realizó una breve intervención al final de la película. “007 AltaTensión” supone la última actuación de Gotell dentro de la serie.

El rodaje de “007 Alta Tensión” comenzó el 29 de septiembre de 1986 en los estudios Pinewood de Inglaterra y continuó en Marruecos, Gibraltar y Austria. Los primeros minutos de “007 Alta Tensión” en los que se detalla la misión de Bond (asesinar al franco tirador que pronto será descubierto, siendo en realidad una bella violoncelista, papel interpretado por Maryam d´Abo) siguen fielmente la breve historia original de lan Fleming que fue publicada en el primer número de la revista “London Sunday Times” en febrero de 1962. El parque de atracciones del Prater, donde Bond y Kara comparten una romántica escena en la noria, (Riesenrad) fue también un escenario clave para el clásico thriller de Orson Welles / Joseph Cotten “El Tercer Hombre” (1949). Cuando Dalton se encontraba en Gibraltar rodando la emocionante secuencia de apertura conoció al Capitán de la Artillería Real que tenía un nombre de lo más característico: James Bond

 

Share →

Deja un comentario